¿Cómo elegir una lijadora de uñas?

La lijadora de uñas es una de las herramientas esenciales cuando se trata de equiparse para hacer hermosas manicuras y pedicuras. Hay una amplia gama de ellos. Por lo tanto, cuando se trata de elegir su lijadora de uñas, no siempre es fácil encontrar la lijadora de uñas adecuada para sus necesidades.

Los criterios a recordar para una lijadora eficiente

En primer lugar, es aconsejable elegir lijadoras que cumplan las normas de calidad de la Comunidad Europea. En cuanto a su eficacia, hay que tener en cuenta varios criterios: el material de las cuchillas, el número de revoluciones por minuto que alcanza el cabezal de lijado, la potencia del motor. La resistencia de la lijadora depende del material utilizado para fabricar la cortadora. La resistencia que se espera de su lijadora está relacionada con el uso que se le vaya a dar: quitar material como pegamento o resina, acortar o pulir las uñas o quitar la piel muerta.

Cuanto más duro sea el material a eliminar, más fuerte deberá ser el cabezal. Los materiales más fuertes son el titanio, el diamante o el carburo de tungsteno. Se debe evitar el papel de lija, ya que puede causar daños irreversibles en las uñas. El número de revoluciones por minuto del cabezal de lijado determina la potencia de la máquina y la calidad de la imagen. Es aconsejable elegir una lijadora cuya cabeza pueda girar al menos 25.000 veces por minuto. Finalmente, la potencia de la máquina determina su capacidad para no quedarse sin vapor demasiado rápido. Se recomienda elegir un motor de 40 vatios como mínimo.

Los criterios a recordar para un alto nivel de comodidad del usuario

Desde el punto de vista de la facilidad y comodidad de uso, se pueden utilizar cuatro criterios: peso, reversibilidad del cabezal de lijado, ruido, vibraciones del dispositivo. El peso de la lijadora puede hacerla más o menos manejable. El uso adecuado de la lijadora requiere destreza y precisión, por lo que se recomienda prestar atención al peso del lápiz. La reversibilidad del sentido de giro del cabezal de lijado permite una mejor destreza en función de la mano a tratar, como suele ocurrir con una lijadora profesional.

Permite un trabajo suave evitando, por ejemplo, arrancar las cutículas. Para una mayor comodidad de uso, se puede prestar atención al ruido emitido por la lijadora. Si la sensibilidad al ruido depende de cada uno, la Db se indica en el dispositivo. Cuanto más alto sea este indicador, mayor será el nivel de ruido. Por último, las vibraciones causadas a lo largo del lápiz pueden ser molestas de usar, y este criterio también puede ser probado.

Independientemente del modelo elegido, se deben tomar ciertas precauciones para garantizar que su uso no afecte a la calidad de la uña. Es una herramienta que requiere una gran destreza y debe ser usada gradualmente para evitar dañar la uña. El seguimiento de una formación puede permitir así controlar las sutilezas de su utilización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos en Facebook!

Comentarios recientes