¿Cuál es el propósito de la bomba de cutícula?

Durante una manicura, o incluso durante un simple cuidado de las uñas, el empujador de cutículas es un objeto muy útil. Permite empujar hacia atrás las cutículas para liberar la uña de estas pequeñas pieles que tienden a cubrirla.

El uso de la bomba de cutícula

Es posible cuidarse las uñas en casa, todos los días, para tener unas manos bonitas, sin tener que ir a la manicura. Para ello, el empujador de cutícula – o empujador de cutícula – es el objeto a equipar. Es un palo de boj -aunque se puede encontrar en vidrio, acero o plástico- que repele suavemente las pieles que habrán cubierto las uñas.

Es aconsejable remojar las manos en agua tibia para suavizar las cutículas , antes de empezar a trabajar. Envuelva la punta del palo con un trozo de algodón (esto evita el riesgo de lesiones) y comience a retirar las uñas de las cutículas empujándolas suavemente.

¿Cuál es el propósito de esto?

Empujar las cutículas hacia atrás tiene varios propósitos. En primer lugar, la estética: las cutículas mal mantenidas dan la impresión de descuido y negligencia. Empujamos estas pequeñas pieles hacia atrás para tener unas uñas más limpias y limpias. También permite alargar las uñas, para dar una impresión de la longitud, especialmente cuando las uñas son cortas.

El empujador de cutículas se puede utilizar varias veces por semana , para tener siempre las uñas limpias y bien cuidadas en casa. Para perfeccionar el cuidado, es posible obtener una crema hidratante o un aceite emoliente, que nutrirá la epidermis.

¿Por qué usar una bomba para cutículas?

Si se trata de hacer retroceder las cutículas, ¡cualquier cosa debería funcionar! Pero no, no, no, no. Porque el empujador de cutículas está diseñado de tal manera que no duele cuando se empuja con fuerza y se envuelve muy bien en un trozo de algodón. ¿Qué tal un hisopo? Porque el extremo biselado del empujador de cutículas es lo suficientemente delgado como para realizar un trabajo de calidad, incluso cuando está envuelto en algodón.

El bastoncillo de algodón no será lo suficientemente delgado para hacer este trabajo. Es necesario tener una punta fina para repeler las cutículas, de lo contrario el trabajo sería inútil.

Los diferentes empujadores de cutícula están hechos de vidrio, acero, plástico y madera. El vidrio, que es muy frágil y quebradizo, puede tener ciertas desventajas. El acero puede ser más dañino que el boj, incluso con el algodón. El plástico y la madera, por otro lado, ofrecen una manicura suave sin riesgo de lesiones.

Es importante asegurarse de que este instrumento se desinfecte después de cada uso para evitar el riesgo de infección. El empujador de cutículas pasa regularmente por debajo de la piel y, por lo tanto, puede ser un vector de infecciones si está mal mantenido. Las cutículas son la parte de la uña que necesita ser trabajada regularmente, especialmente en las manos. Las manos son muy visibles y causan una impresión inmediata en una persona, buena o mala.

Cuidar tus cutículas, cuidarlas, es también prestar atención a tu imagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos en Facebook!

Comentarios recientes